Clínicamente se define como enuresis nocturna, se refiere a la emisión involuntaria de la orina puede ser de día o de noche, el cual se da por lo menos dos veces por semana durante un mínimo de tres meses consecutivos, en un niño/a con una edad cronológica de por lo menos 5 años (o un nivel de desarrollo equivalente).

¿Qué es lo que provoca la enuresis?

Las causas pueden ser diversas:

  • Problemas hormonales.
  • Problemas de vejiga.
  • Genética.
  • Problemas para dormir.
  • Afecciones médicas.
  • Problemas psicológicos.

Por lo tanto lo primero a descartar es una enfermedad que tenga que ver con la vejiga, de no encontrar nada anómalo, entonces es hora de llevar a su hijo al psicólogo/a, para iniciar su tratamiento top article.

Aunque los costos sociales, emocionales y psicológicos de este trastorno para los niños pueden ser grandes, no todos los padres buscan ayuda profesional, recurriendo a acciones incluso en ocasiones dañinas como sentarlo en ladrillo caliente, castigos físicos y otros.

Opciones terapéuticas:

La terapia cognitiva conductual ha demostrado eficacia en el tratamiento de la enuresis. Acuda a un profesional capacitado, cuanto antes mejor.

Algunas Pautas:

  • Asegúrese que el baño sea accesible para el niño, que encender la luz este a su alcance o dejar una luz tenue para que pueda ver si necesita usar el baño en la noche.
  • Tener un banquito en el baño, en caso que el niño no alcance sentarse solo en el inodoro.
  • Si el cuarto de baño está muy alejado o de difícil acceso opte por los bacines.
  • Reducir la ingesta de líquidos antes de ir a la cama y asegúrese que el niño orine antes de dormir.
  • No regañarle cuando se orine en la cama y evitar que se sienta culpable para impedir que desarrolle problemas emocionales.
  • Refuerce positivamente con palabras de encomio si logra avances para fortalecer su confianza y autoestima.

Ps ayf7y28. Raquel Barrera A.
C.Ps.P 24754